Confira essas novidades:

Loading...

Cómo hacer vidrio Comestible, Si te gusta dinos HOLA y dale a Me Gusta MIREN

Postado por , no dia 05 de setembro de 2014 em Recetas

Modo de Preparo

El vidrio de azúcar luce tal como el vidrio, excepto que puedes comerlo. No solo es sabroso para mascar, sino que también puedes usarlo para decorar pasteles y magdalenas. Este artículo te mostrará cómo preparar dos tipos diferentes de azúcar de vidrio. Asimismo, te dará algunas ideas sobre cómo usarlo.

Ingredientes

Vidrio de azúcar básico[1]

  • 3 1/2 tazas (790 g) de azúcar blanco y granulado
  • 2 tazas (475 ml) de agua
  • 1 taza (240 ml) de jarabe de maíz claro
  • ¼ cucharadita de crémor tártaro

Vidrio de mar de azúcar[2]

  • 2 tazas (450 g) de azúcar blanco y granulado
  • 1 taza (240 ml) de agua
  • ½ taza (120 ml) de jarabe de maíz claro
  • 1 cucharadita de saborizante para dulces
  • Colorante de alimentos verde o azul (líquido o en gel)
  • Azúcar glas o en polvo

 Método- 1

Preparar vidrio de azúcar básico

  1. Rocía una bandeja para hornear con aerosol para cocinar. La bandeja para hornear debe tener los bordes elevados; de lo contrario, el azúcar derretido se chorreará. Si no tienes aerosol para cocinar, cubre el interior de la bandeja con papel
  2. Vierte el azúcar, el agua, el jarabe de maíz claro y el crémor tártaro en una olla.Colócala en la estufa. Debes usar jarabe de maíz claro, sino el vidrio saldrá muy oscuro.
  3. Calienta lentamente los ingredientes hasta hervirlos a fuego medio mientras los revuelves.

     No uses un fuego alto, ya que el azúcar se hervirá muy rápido si lo haces y empezará a caramelizarse. Revuelve los ingredientes con frecuencia para que no quemes el fondo de la olla. A medida que la mezcla se caliente, cambiará de un color turbio a uno claro. Cuando hierva, se empezarán a formar burbujas de espuma en la parte superior.

    • Una espátula de silicona se podrá limpiar con mayor facilidad que una plástica, de madera o de metal.

     

  4. Engancha un termómetro de repostería a la pared interior de la olla. Puedes encontrar uno en una tienda de suministros para cocina o repostería, una tienda de artesanías y artes, o en la sección de repostería de un supermercado. Lo necesitarás para obtener la temperatura del dulce.
  • Si el termómetro de repostería no tiene un gancho, átalo de forma holgada al asa de la olla con un cordel.

 

5. Calienta el dulce hasta los 148,89 °C (300 °F), después sácalo del fuego. El dulce debe alcanzar los 148,89 °C (300 °F). Esto se conoce como la fase de “quebrado duro”. Si el dulce no está lo bastante caliente, no se cuajará de forma adecuada. El dulce acabará pegajoso sin importar cuánto lo dejes reposar o enfriar. Este tardará alrededor de una hora en alcanzar la temperatura adecuada.

  • La temperatura dejará de subir por un momento entre los 98,89 y 115,56 °C (210 y 240 °F). Esto se debe a la evaporación del agua. Una vez que el agua se evapore, la temperatura empezará a subir otra vez.
  • Mantén una temperatura entre los 148,89 y 154, 45 °C (300 y 310 °F). No permitas que alcance los 160 °C (320 °F), sino el vidrio de azúcar se caramelizará y se volverá marrón.
  • Si no tienes un termómetro de repostería, prueba el dulce al dejar caer una pequeña cantidad de este en un vaso con agua fría. El dulce habrá alcanzado la fase de “quebrado duro” si se transforma en hilos.
6. Vierte lentamente el dulce caliente en una bandeja para hornear. Esto minimizará cualquier burbuja. El dulce será espeso, así que espárcelo poco a poco en toda la bandeja para hornear.

7. Coloca la bandeja para hornear en una superficie plana y deja que el dulce se endurezca. Esto ayudará a que el dulce se esparza de forma uniforme para que el vidrio terminado sea liso y no tenga grumos. Deja que el dulce se seque por una hora.

  • No muevas el dulce hasta que la hora completa haya transcurrido. Este será frío al tacto después de 45 minutos, pero no se habrá endurecido.

 

8. Saca el dulce endurecido de la bandeja para hornear. Si usaste aerosol para cocinar, coloca la bandeja para hornear al revés sobre una mesa. El dulce simplemente se caerá. Si usaste papel de aluminio o de pergamino, saca el dulce de la bandeja para hornear. Después, desprende el papel aluminio o de pergamino del dulce. Si el dulce no se desprende con facilidad, haz lo siguiente:

  • Toma un cuchillo y caliéntalo bajo agua caliente.
  • Corta todo el borde donde el vidrio se une con el borde de la bandeja.
  • Usa un cuchillo para desprender con cuidado el dulce de la bandeja para hornear.
  • Coloca la bandeja al revés, después saca lentamente la bandeja del vidrio de azúcar que se apoya en tu mano.

¿Te gustaría participar en un grupo de cocina de los amigos de esta página? Te invito a mi grupo de AMIGOS DE RECETA SOBERANA EN FACEBOOK. Donde podrás hablar de todas estas recetas y muchas más.

Método- 2

Preparar vidrio de mar de azúcar

1. Cubre una bandeja para hornear con aerosol para cocinar. La bandeja para hornear debe tener los lados elevados, sino el dulce derretido se chorreará. Si no puedes encontrar aerosol para cocinar, cubre el interior de la bandeja para cocinar con papel de aluminio o de pergamino.

  • El vidrio de mar de azúcar es diferente del vidrio de azúcar básico. Este es coloreado y escarchado, tal como el vidrio de mar real.
2. Mezcla el azúcar, el agua y el jarabe de maíz claro en una olla. Colócala en la estufa y revuelve todo bien. Trata de usar una espátula de silicona, ya que hará más fácil la limpieza.
3. Revuelve los ingredientes a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva.Asegúrate de revolver con frecuencia, sino el fondo de la olla puede quemarse. La mezcla será un poco turbia al principio, pero al final se aclarará.
4. Calienta el dulce hasta hervirlo a fuego medio. No uses un fuego alto, sino el dulce se hervirá muy rápido y se caramelizará. A medida que el dulce hierva, producirá burbujas parecidas a la espuma.

5. Engancha un termómetro de repostería a la pared interior de la olla. Lo necesitarás para que mida la temperatura del dulce. Puedes conseguir uno en una tienda de suministros para cocina o repostería, una tienda de artesanías y artes, o en la sección de repostería de un supermercado bien provisto.

  • Si el termómetro de repostería no tiene un gancho, átalo al asa de la olla con un cordel. De esta forma, no se caerá en el dulce.

6. Continúa calentando y revolviendo el dulce hasta que alcance los 148,89 °C (300 °F). Esto es muy importante. Si la mezcla no se calienta lo suficiente, no se endurecerá de forma adecuada. El dulce será suave y pegajoso, sin importar cuánto lo dejes reposar, endurecer o enfriar. Tardará alrededor de una hora en alcanzar esta etapa.

  • No dejes que la temperatura alcance los 160 °C (320 °F), sino el vidrio de azúcar empezará a caramelizarse y a volverse marrón.
  • Si no tienes un termómetro de repostería, deja caer una pequeña cantidad de este en un vaso con agua fría. Si el dulce se transforma en hilos, habrá alcanzado la fase de “quebrado duro”.

7. Saca la olla de la estufa y agrégale el colorante de alimentos o 1 cucharadita de saborizante para dulces. Solo necesitarás unas gotas de colorante de alimentos. Mientras más gotas añadas, más oscuro será el vidrio de mar. El color que uses depende de ti, pero casi todos los vidrios de mar son verdes o azules. También puedes dejar el vidrio de mar transparente; se volverá más blanco una vez que agregues el azúcar en polvo. Usa solo un sabor y color por cada grupo.

  • Considera coincidir el saborizante con el color. Por ejemplo, puedes usar un saborizante de arándano para un vidrio de mar azul, uno de menta para un vidrio verde, y saborizante de vainilla para un vidrio transparente o blanco.
  • Puedes comprar el colorante y saborizante en la sección de repostería de una tienda de artesanías y artes. Quizás también los encuentres en una tienda que venda suministros de repostería y de cocina.
8. Revuelve la mezcla por 2 minutos hasta que todo se mezcle. El color debe ser uniforme. No debe haber ninguna veta o espiral. El dulce debe ser translúcido. Esto es normal, lo volverás turbio en un paso posterior.
9. Vierte la mezcla en la bandeja para hornear y deja que se endurezca. Trata de cubrir toda la superficie de la bandeja. El dulce será espeso y viscoso. Tardará alrededor de una hora en endurecer.
10. Rompe el dulce en pedazos. Cúbrelo con una toalla o un trapo. Después, usa un martillo para romperlo en pedazos más pequeños. Golpea el dulce en varios lugares con el martillo.
11. Espolvorea o frota azúcar en polvo sobre el dulce. Esto le dará un aspecto escarchado que tiene el vidrio de mar real. También puedes llenar una bolsa de plástico para sándwich con azúcar en polvo, introducir un pedazo del dulce y agitarla.

Método- 3

Usar el vidrio de azúcar

1. Usa el vidrio transparente y azul para una fiesta sobre el invierno. Prepara vidrio de mar de azúcar, pero no cubras los pedazos con azúcar en polvo. Déjalos coloreados, pero translúcidos.

2. Usa pedazos de vidrio de azúcar rojo, anaranjado y amarillo para crear flamas en magdalenas y pasteles. Prepara vidrio de mar de azúcar, pero no cubras los pedazos con azúcar en polvo. Déjalos translúcidos. Trata de hacer que los pedazos amarillos sean los más grandes y los rojos los más pequeños. Cubre un pastel o una magdalena con un glaseado de crema de mantequilla y coloca los pedazos en el glaseado.

  • Tendrás que preparar un grupo de dulces distinto para cada color.

3. Sirve el vidrio de mar de azúcar en azúcar moreno y tritura algunas galletas integrales para imitar una playa. Desmenuza las galletas integrales en un polvo fino y mézclalo con el azúcar moreno. Esparce esta mezcla en un plato llano y espolvoréala sobre el vidrio de mar de azúcar.

  • Si no puedes encontrar ninguna galleta integral, las galletas con sabor a jengibre, miel, canela o a cualquier cosa servirán.

4. Usa el vidrio de azúcar transparente y un glaseado rojo en gel para cubrir magdalenas aterradoras. Glasea algunas magdalenas con un glaseado blanco de crema de mantequilla. Coloca pedazos de vidrio de azúcar transparente. Vierte el glaseado para escribir o en gel de color rojo sobre los bordes superiores del azúcar glas.

  • Esto es perfecto para una fiesta aterradora de Halloween.

5. Usa el vidrio de azúcar para hacer ventanas de una casa de pan de jengibre.Coloca las paredes de la casa de pan de jengibre en una lámina de papel de pergamino. Vierte el dulce derretido en los hoyos de las ventanas. Espera una hora a que el dulce se endurezca. Desprende con cuidado las paredes del papel de pergamino. El dulce se endurecerá dentro de los hoyos de la ventana.

  • Usa el glaseado para dibujar un marco alrededor de la ventana. También puedes usar el glaseado para dibujar un # o + sobre la ventana y así crear una celosía.
  • Para crear la apariencia de un vitral: usa el glaseado para pegar los pedazos de diferentes colores de vidrio de azúcar endurecido detrás de una apertura de ventana.
  • Si tu casa de pan de jengibre no tiene agujeros de ventanas: coloca unos moldes de galletas con forma cuadrada sobre una lámina de papel de pergamino. Rellénalos con vidrio de azúcar derretido. Espera una hora a que el dulce se endurezca, después sácalo del molde de galleta. Usa el glaseado para pegar los cuadrados a la pared de la casa de pan de jengibre.
6. Crea un efecto de vitral en un pastel. Prepara varios grupos de vidrio de azúcar, cada uno de un color diferente. Hazlos añicos con un martillo. Cubre un pastel con glaseado de crema de mantequilla, después pega los pedazos sobre los lados del pastel.

7. Entrega los pedazos como regalitos. Elige unas bolsas de celofán transparente que combinen con el tema de tu fiesta. Llena cada una con algunos pedazos de vidrio de azúcar. Ata la bolsa con una cinta que combine con ella.

  • Los vidrios de azúcar de color azul y blanco claro son perfectos para una fiesta sobre el invierno. También puedes incluir pequeñas grageas de copos de nieve de azúcar en la bolsa.
  • El vidrio de azúcar es perfecto para una fiesta playera. También prueba con colocar algunas conchas marinas en la bolsa.

Consejos

  • Si no puedes encontrar algún saborizante de dulces, usa en su lugar extractos comunes, como el de vainilla, menta o limón. Sin embargo, quizás necesites usar más de 1 cucharadita, ya que los extractos tienen un sabor menos intenso.
  • Mantén almacenado el vidrio de azúcar en un recipiente hermético, o se volverá pegajoso.
  • Si quieres un vidrio más grueso, una bandeja para hornear más pequeña. Si quieres un vidrio más delgado, usa una bandeja más grande.
  • Usa el azúcar moreno para hacer un vidrio de azúcar marrón.
  • Si tienes dificultad para sacar el residuo de la mezcla de la olla, agrega agua y hiérvela para diluir la mezcla de azúcar. Viértela con cuidado.
  • No te desanimes si el vidrio de azúcar se vuelve marrón o dorado. Puede tomarte algunos intentos antes de saber el momento indicado para retirar la mezcla del fuego, de forma que el azúcar sea transparente, pero aún duro.
  • Después de que se haya endurecido, usa un mondadientes para reventar cualquier burbuja.
  • Considera pulir cualquier borde afilado con un trapo. El dulce tendrá bordes afilados, lo que puede cortarte si no tienes cuidado. Si vas a servirlo a niños muy pequeños, quizás debas considerar ello.
  • Mientras más grande sea la bandeja para hornear que uses, más delgado será el vidrio. Mientras más pequeña sea la bandeja que uses, más grueso será el vidrio.

Advertencias

  • Ten cuidado al verter la mezcla, ya que está muy caliente y puede causarte quemaduras. Considera usar unos guantes o manoplas de cocina cuando lo viertas.
  • El vidrio de azúcar puede tener bordes afilados. No se recomienda para niños muy pequeños.
  • No dejes reposar el vidrio de azúcar en una zona húmeda o directamente al sol. Se derretirá o se volverá pegajoso.
  • No dejes que la temperatura alcance los 160 °C (320 °F). Mantén la temperatura entre los 148,89 y 154,45 °C (300 y 310 °F). Si el azúcar se calienta mucho, se empezará a caramelizar y se volverá marrón.
  • No coloques el termómetro de repostería dentro de la olla antes de que la mezcla empiece a hervir. Si lo colocas de forma muy anticipada, el azúcar formará cristales en el termómetro y dificultará la limpieza.

Cosas que necesitarás

  • Taza medidora
  • Olla de cocina
  • Espátula
  • Aerosol para cocinar,papel de pergamino o de aluminio
  • Bandeja para hornear
  • Termómetro de repostería

¿Te gustaría participar en un grupo de cocina de los amigos de esta página? Te invito a mi grupo de AMIGOS DE RECETA SOBERANA EN FACEBOOK. Donde podrás hablar de todas estas recetas y muchas más.

fuente: wikihow

 

Ingredientes
  • Vidrio Comestible
Imprimir ou Salvar
Esta Receita
Envie pelo
Whatsapp
Receitas Sugeridas
Comente nesta receita

Busca

Novidades

loading...

Área de Assinantes

Meu Livro de Receitas
Faça o seu login abaixo para listar suas receitas

Esqueci minha senha
Quero me registrar

Curta Facebook

todareceta.es mytastemx.com mytastear.com